LA FUNCIÓN DEL ORGASMO Y PAPÁ QUIERE MORIR EN CASA, DE JAVIER MAQUA

Cuando:
21/10/2017 a las 12:30 – 14:00
2017-10-21T12:30:00+02:00
2017-10-21T14:00:00+02:00
Donde:
Sin Tarima Libros
Calle Magdalena
32, 28012
Madrid
Precio:
Gratis

El sábado 21 de octubre, desde las 12’30 horas, presentamos la última publicación de Javier Maqua, elaborada por Esperpento Ediciones Teatrales, y que incluye dos obras, La función del orgasmo, y Papá quiere morir en casa. Tras la presentación, con la presencia del autor y del editor de Esperpento, Fernando Olaya, asistiremos a una lectura dramatizada de un fragmento de cada obra. Ana Contreras dirigirá la lectura de La función del orgasmo, con el propio Javier Maqua y Clemente García en los papeles; e Iván Cerdán dirigirá el fragmento de Papá quiere morir en casa, con Laura Godoy y Ferrán Arís como intérpretes.

 

 

En este libro presentamos dos obras teatrales del dramaturgo Javier Maqua, polifacético artista que también ha ejercido como director de cine (Chevrolet, Carne de Gallina), televisión (Vivir cada día) y teatro (La soledad del guardaespaldas, entre otras muchas), además de guionista, novelista o periodista. Javier Maqua es, fundamentalmente, un hombre de su tiempo. Nacido en Madrid en 1945, aunque de origen asturiano, ha transitado por todos los estadios de la España actual. Y desde su perspectiva artística ha intervenido siempre con independencia y rigor en el mundo que le ha tocado vivir Y siempre desde planteamientos innovadores.

La función del orgasmo fabula el encuentro en el exilio estadounidense de Albert Einstein y Wilheim Reich, donde el sexólogo le explica al gran físico su teoría del “orgón”, la energía de la vida, que podría constituirse en una fuente inagotable y limpia que solucionaría muchos de los problemas de la humanidad. El autor sitúa a tan ilustres personajes entre el drama y la comedia para pergeñar una obra llena de épica y nostalgia.

Papá quiere morir en casa es calificada por su autor como “libreto para ópera bufa” y narra los últimos días del dictador Francisco Franco. En plena y decadente senectud, este personaje verá como alrededor de su lecho de muerte se suceden las más surrealistas y ridículas situaciones entre aquellos que deberían de cuidarle.

El libro ha sido prologado por Beht Escudé y Alejandro Montiel, buenos conocedores de la obra de Javier Maqua, quienes proponen un lúcido acercamiento a las obras y al autor.

 

 

Javier Maqua Lara​ (Madrid, 1945) es un director de cine, guionista, actor y escritor español.​ Entre otros reconocimientos, ha obtenido el Premio Café Gijón, de novela (1992), el Ondas de televisión (1982) y el Nacional de Radiodifusión (1977).

De origen asturiano, de una familia de la hidalguía avilesina, aunque nacido en el barrio de Chamberí de Madrid, Maqua ha mostrado a lo largo de su vida un espíritu polifacético, ejerciendo como “profesor, comparsa, dramaturgo, novelista, editorialista, reportero y, sobre todo, director de cine”.

En la década de 1970 entra a colaborar en RNE, participa en la creación de Radio 3 y se vincula a TVE, donde por su trabajo en el espacio Vivir cada día, recibe el Premio Ondas. Abandonó RTVE en la década de 1990. En ese periodo trabaja en El Mundo como editor y columnista.

Como dramaturgo ha frecuentado los circuitos de teatro independiente con piezas como La soledad del guardaespaldas (1987) o Coches abandonados (1992), obra finalista del Premio Nacional de Literatura Dramática en 1993 . En este campo destaca también su estudio El docudrama. Fronteras de la ficción (1992).

De su trabajo como novelista puede citarse el Premio Café Gijón 1990-1991 por Invierno sin pretexto, y Fusilamiento, instrucciones de uso (2005), premio “Ciudad de Badajoz” en 2005; un trabajo de ficción e investigación periodística recuperando la historia de Pedro Martínez Expósito, el último fusilado en España por delito civil.

Como realizador de cine destaca quizá la adaptación de Chevrolet (1997) (estrenada cinco años antes como pieza teatral con el nombre de Coches abandonados), cuya protagonista, Isabel Ordaz, recibiría en Moscú el premio a la mejor actriz y en España, un goya. En 2009 retoma su actividad como actor en Un ajuste de cuentas, de Emilio Redondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *