Literatura Beat

INTRODUCCIÓN A LA LITERATURA BEAT

En 1959 la revista Life publicó un artículo en el que se hacía referencia a una efímera e inconsistente moda que, en los últimos años, sacudía la escena literaria de San Francisco y que, de manera intermitente, amenazaba con expandirse a los predios culturales de la costa Este. El culto de los parias fue la manera como el periodista Paul O’Neill calificó la obra de los jóvenes beatniks, que, en apariencia, estaba condenada a desaparecer en breve plazo por su carácter tremendista y una supuesta falta de contenido. El tiempo demostró lo contrario.

Los textos de los llamados subterráneos, “destruidos por la locura, famélicos, histéricos y desnudos” han sido, incluso, asimilados por el establishment. La llamada Generación Beat –para despecho de sus fundadores– se ha integrado de manera discreta a los archivos del siempre discutible canon occidental.

 

Beat

 

Nuevas generaciones de lectores y comentaristas plantean aproximaciones alternativas a los textos. Hace tiempo que el biógrafo dejó de ser un groupie. Herederos y albaceas han publicado sugerentes cartas, ediciones críticas, obras perdidas y estudios introductorios que refutan los dogmas fundacionales y estimulan el debate sobre la coherencia del grupo.

Si esta sesión gratis te deja con ganas de más, el curso “Introducción a la literatura Beat” tendrá lugar el 24 y 25 de este mes en el mismo lugar y la matrícula es de solo 40€.

En él se pretende exponer una aproximación a algunas de las voces más representativas del movimiento. Examinaremos los textos procurando dejar de lado el paradigma de la heroicidad y la leyenda. Al igual que a Joyce Johnson en Personajes secundarios (Libros del Asteroide, 2008), nos interesan los beats “no como rarezas o celebridades sino como individuos”. La idea es presentar (y comentar) distintos modos de abordaje del tema, sugerir vías de lectura y ofrecer a los participantes un mapa (siempre discutible) sobre diversas estrategias para sumergirse en el universo beat.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *